El sabio del oasis

21-Jun-2015

oasis

 

Había una vez un oasis maravilloso en medio del desierto.

A este oasis llegó un día un jóven después de varios días de camino.

Dejó descansar su caballo y, mientras tomaba agua, preguntó a un anciano que estaba también allí descansando.

 

-Perdone, ¿qué clase de personas viven aquí?.

 

El anciano levantó la cabeza, le miró a los ojos y le preguntó:

 

- ¿Qué clase de gente había en el lugar de donde vienes?.

- Un montón de gente egoísta y mal intencionada. -replicó el jóven.

- Estoy encantado de haberme ido de ahí.

 

A lo cual el anciano comentó:

- Lo mismo habrá de encontrar aqui.

 

El muchacho decepcionado, montó el caballo y se fue a buscar un lugar mejor.

 

Ese mismo día, otro jóven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó:

 

- ¿Qué clase de personas viven en este lugar?

 

El viejo respondío con la misma pregunta:

- ¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde vienes?

 

- Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado.-replicó el jóven.

 

- Lo mismo habrás de encontrar aquí. -respondíó el anciano.

 

Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:

- ¿Cómo es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?

 

A lo cual el viejo contestó:

- Cada uno de nosotros solo puede ver lo que lleva en su corazón.

Aquel que no encuentra nada bueno en los lugares donde estuvo, no podrá encontrar otra cosa aquí ni en ninguna otra parte.

 

 



Comentarios. -